Seguramente a todos nos ha pasado que alguna situación se ha complicado en exceso cuando la solución se podía haber encontrado hablando un poquito, respondiendo a una llamada o simplemente pensando en el lado más sencillo de la situación. Para evitar todas estas situaciones lo mejor es aplicar el principio de parsimonia(también conocido como navaja de Occam u Ockham), el cual  establece que la solución más simple suele ser la mejor.

Una versión más libre del principio de parsimonia se aplicaba en mi época de programador; venía a decir que cuando programaras debías hacer lo menos que pudieses; así de sopetón no parece una buena traducción; pero pensándolo un poquito tenía su razón de ser; la solución a un problema tenía que ser lo más simple posible y esto implicaba escribir menos líneas de código, un mantenimiento más sencillo, un software más barato y sobre todo más fiable.

Recordemos que innovar es introducir un cambio que produzca una mejora. El beneficio resultante de aplicar la mejora no puede suponer más esfuerzo para el alumno que antes de realizar la innovación (en caso contrario estaremos haciendo trabajar más al alumno, no innovando).

Muchas veces nos empeñamos en introducir cambios que:

Requieren un gran esfuerzo por parte del porfesor.
Son costosos por el tipo de recursos que necesitan.
Suponen incrementar las tareas docentes que realiza habitualmente el profesor.

Si esto es así, lo más seguro es que el cambio introducido exija un mayor esfuerzo por parte de los alumnos y esto será hacer trabajar más a los alumnos  (que normalmente tiene el efecto de obtener mejores notas)

26-ideas-creativas-para-reciclar-5El alma de los objetos cotidianos, revive el espíritu creativo del diseño moderno. Resistencia a canonizar lo nuevo, muestra de que la creatividad hace mas fácil el confort . Rediseño de las herramientas tradicionales para nuevas funciones.

Mad Max.     !! contigo empezó todo !!

Debemos aplicar el principio de Parsimonia a la innovación educativa; hagamos cambios pero lo más sencillos posibles, que no nos requieran cambiar el modelo formativo, ni aumentar el coste por tener que introducir tecnología, ni tan siquiera realizar más actividades de las que actualmente realizamos; si conseguimos introducir una mejora con estos principios, entonces no requerimos más esfuerzo al alumnado.

A todo esto se le llama aplicar el principio de Parsimonia, aunque también tiene otro nombre: INNOVACIÓN PROGRESIVA.

Puede ver más conceptos sobre innovación educativa pulse en es

Buscador de buenas prácticas de innovación educativa  en este enlace

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s